De una rápida revisión de la hoja de vida de los candidatos al congreso de la República por Áncash se puede obtener más de una sorpresa a pocos días de las elecciones generales 2021.

Entre otras novedades se observa que el candidato por el PPC- Ancash, Edgar Armando Moreno Álvarez, natural de Huaylas- Caraz no reporta ningún tipo de estudios técnicos ni superiores universitarios.

Sin embargo, declara como experiencia ser comunicador social sin tener el respaldo académico. Frente a este hecho la Asociación Peruana de Profesionales en Comunicación APEPCOM ha expresado su rechazo ante el uso inadecuado de comunicador social sin haber realizado estudios universitarios conforme lo corrobora la SUNEDU para ejercer el cargo de comunicador social.

Además de ello en la misma hoja de vida el candidato reporta hasta dos sentencias por el delito de difamación, sentencia cumplida durante su labor como locutor periodístico en radio Sideral Stéreo de la localidad de Caraz.

Otro de los hallazgos encontrados es el referido al candidato Efraín Saúl Cabanillas Ortega del Partido RUNA quien declara ser natural de Lima y postula por Áncash, siendo de profesión abogado y haber pertenecido al partido aprista peruano.

Igualmente, la candidata de Somos Perú, Fátima Rodríguez Pizarro declara en su hoja de vida ser natural de Lima y no ha hecho su cambio domiciliario al presentarse como aspirante al congreso por Áncash.

En su hoja de vida declara tener el grado de bachiller y estudios concluidos en turismo; habiendo ejercido el cargo de directora regional de turismo de Áncash.

El candidato Wally Sánchez del Frente Amplio declara tener sentencias cumplidas por difamación, mientras que Fredy Otárola Peñaranda del Partido Nacionalista declara tener sentencia por una causa de pago de beneficios laborales.