15.6 C
Huaraz
domingo, 17 octubre 2021

Debate electoral vulnera derechos lingüísticos de candidato

La tercera jornada del debate electoral programado por el Jurado Nacional de Elecciones puso en evidencia la vulneración de los derechos lingüísticos de uno de los candidatos durante su presentación, así como de los pueblos originarios del Quechua.

El candidato Ciro Gálvez de la organización política Renacimiento Unido Nacional RUNA cuenta con una filosofía, ideología, así como un plan de acción de su plan de gobierno referido a la reivindicación de la cultura andina y sus distintas manifestaciones culturales como la defensa de las raíces andinas.

A puertas del bicentenario y cuando el propio Estado peruano promueve los derechos lingüísticos, así como la gestión pública intercultural mediante las leyes, políticas y normas sectoriales a cargo del Ministerio de Cultura, es notorio que estos mismos derechos no son cumplidos.

La Ley N°29735, ley que regula el uso, preservación, desarrollo, recuperación, fomento y difusión de las lenguas originarias del Perú, establece que todo ciudadano debe ser atendido/a y recibir información oral, escrita o audiovisual en su lengua indígena u originaria en las entidades públicas y privadas que prestan servicios públicos.

Además, en el reglamento de la misma ley indica en su artículo 6, sobre los alcances de los derechos lingüísticos, que los derechos lingüísticos son de ejercicio individual y colectivo, y existe interdependencia entre estos. Los derechos lingüísticos se desarrollan de la siguiente manera:

Usar la lengua indígena u originaria en forma oral y escrita en cualquier espacio público o privado.

Como se sabe, el debate de parte del Jurado Nacional de Elecciones se hizo con el uso de un espacio público además de ser televisado a nivel nacional tanto para la población castellano hablante como también para la población quechua hablante.

Sin embargo, durante la participación del candidato Ciro Gálvez Herrera del partido RUNA, éste se expresó en la lengua originaria, pese a ello, no contó con la traducción ni de parte de los moderadores ni tampoco de la intérprete de lenguaje de señas quien, literalmente se quedó “muda” ante las aseveraciones efectuadas por el candidato.

Respecto a los derechos lingüísticos no solo se limitó los derechos del candidato de origen andino sino, claramente de los más de 3 millones 799 mil quechua hablantes existentes oficialmente en el Perú, según los datos del 2017.

Noticias relacionadas

- Publicidad -

Lo más leído