15.6 C
Huaraz
domingo, 17 octubre 2021

Comunidad santiaguina reclama al búho “Shanty”

Desde los últimos días hemos sido testigos acerca de una latente preocupación e inusitado interés en la población universitaria hoy confinada a las redes sociales y a las clases virtuales.

Se trata de la mascota del búho Shanty y su desconocido paradero. Culminado el proceso electoral y, elegidas las nuevas autoridades, al paradero de este personaje se ha mantenido en secreto bajo siete llaves.

Una ligera indagación nos brindó una pista; que la mascota se encontraría confinada en uno de los ambientes fríos y lúgubres de la casa superior de estudios en espera de una sola orden para volver a aparecer en público.

Fue falsa alarma, el tiempo pasa y la espera se hace tediosa. Por ahí se dijo que la inocente mascota pertenece a la gestión de Julio Poterico y por ello viene pagando caro su bien ganado lugar y carisma que en algún momento despertó algunas envidias.

Una versión demás inversosimil debido a que muchos de los funcionarios de la pasada gestión continúan en sus puestos y cargos por lo cual esta versión interesada busca solo retrasar su retorno…

Nadie conoce el actual paradero del buho Santy

La segunda pista resulta mucho más creíble, se trata de una versión de parte de uno de los testigos presenciales que suena mucho más acorde con la lógica y la realidad. Buscamos entre los profesionales y miembros de la oficina de imagen de la UNASAM y esta es la versión que pudimos recoger:

La creación de este producto comunicacional fue desarrollada por la Oficina de Imagen Institucional de la Unasam (OGII) en el primer semestre del año 2017. Su propuesta se basó en un análisis y testeo sobre la influencia que tienen las mascotas publicitarias  y el vínculo que generan con su público objetivo, como es el caso de la Universidad de California (Oski el oso), Universidad de Texas (Texas Bevo), Universidad Estatal de Michigan (Sparty), Universidad de Colorado (Ralphie El Búfalo), Universidad de Miami (Sebastián El Ibis), por nombrar algunos. En Perú, las universidades que cuentan con estas mascotas son la Universidad San Martín de Porres (La muela, botarga con una historia peculiar) y la otra Universidad César Vallejo (Libro de rojo y azul).

Con estos antecedentes, el equipo de comunicaciones de la OGII Unasam estableció los cimientos para proponer la creación de una mascota institucional. Otro dato interesante que nutrió aún más estas bases, fue el análisis en la misma Unasam, ya que las 11 facultades de esta casa superior de estudios también cuentan con mascotas que hacen gala de su carisma en las olimpiadas universitarias. La identificación de los estudiantes con su respectiva mascota es evidente y promueve el orgullo por su carrera profesional. 

Finalizada la etapa de análisis se lanzó oficialmente el concurso para elegir a la mascota institucional. La formalización del proceso se realizó a través del establecimiento de bases para el concurso y la designación de una comisión evaluadora integrada por representantes estudiantiles, docentes y autoridades universitarias.

El proceso contemplaba varias epatas: Intriga, en la que las redes sociales y la radio universitaria deslizaban la idea de la creación de una mascota institucional; Formulación de propuestas, etapa para recoger las propuestas de estudiantes y egresados (la inclusión del público objetivo en un rol activo fue valiosa para la posterior validación del producto). Fueron decenas de propuestas; no obstante, no todas pasaron la calificación conforme a las bases del concurso. Seguidamente, la comisión procedió a la etapa de Calificación semifinal en la que se admitieron 14 propuestas. En la Calificación final se siguieron los criterios establecidos por la comisión y finalmente se efectuó una votación en la que resultó como ganador el Búho. El nombre de la mascota fue asignado por el equipo de comunicación de la universidad.

Teniendo a la mascota ganadora se realizaron algunos cambios estéticos para asegurar coherencia con la línea gráfica y visual corporativa de la Unasam. Los cambios incluyeron la modificación del color (de marrón pasó a tener un pelaje al azul) y se le incorporó anteojos para dotarle de un perfil académico y aludir a la inteligencia santiaguina.

Una vez diseñada la mascota, se dispuso su confección bajo la estricta supervisión del equipo de la OGII Unasam. Así, Shanty fue presentado por primera vez en el lanzamiento del programa por las Bodas de Rubí de la Unasam. Además, el búho fue mostrado a la comunidad universitaria en las olimpiadas del mismo año. La ovación general y el cariño desbordante de los alumnos, docentes y administrativos de la institución lo convirtieron en el más esperado en cada actividad. 

Buho Shanty cuenta con el reconocimiento de la comunidad santiaguina.

No obstante a la gran acogida, su partida de nacimiento tuvo que esperar hasta el año siguiente cuando se emitió la Resolución Rectoral 375-2018 UNASAM oficializando al Búho Shanty como la mascota oficial de la Unasam participando en actividades publicitarias, culturales, deportivas que representan a la Unasam.

El impacto de Shanty ha sido favorable. Su buena aceptación por la comunidad santiaguina ha contribuido a vincular emocionalmente al público interno con la institución. Su creación se realizó tomando en cuenta la importancia de la humanización de una institución. Hoy, gracias a este producto comunicacional, el público puede percibir de manera tangible y sensorial una mascota que expresa los principios y valores institucionales que conllevan a generar confianza.

Noticias relacionadas

- Publicidad -

Lo más leído