15.6 C
Huaraz
domingo, 17 octubre 2021

DIA DE LA TIERRA

Categoría: Ambiente/Ecología

Nuestra región no está libre de los grandes problemas ambientales que aquejan al planeta tierra. Basta ver como los grandes paisajes y áreas verdes han desaparecido paulatinamente de nuestras vidas para ceder al cemento y las viviendas de una manera acelerada ante el crecimiento poblacional que experimenta nuestra región. La desaparición de los animales como los sapos, los pericotes así como los saltapericos son una clara muestra del peligroso cambio sufrido por nuestro entorno natural durante las últimas décadas. En las alturas el problema de la desaparición de los puquiales así como los grandes oconales han generado que la gente del campo abandone sus labores agrícolas para migrar hacia la ciudad en búsqueda de mejores oportunidades.

EROSIÓN Y DESERTIFICACIÓN

Los grandes problemas en las alturas son la erosión de los suelos producto del derroche en el uso del recurso hídrico así como la desertificación de los suelos a causa del uso irracional de los insumos químicos y las malas prácticas empleadas en los cultivos. A ellos se suma la deforestación ocasionado por el sobre pastoreo en las quebradas de la extensa Cordillera Blanca así como la quema indiscriminada de pastos naturales en perjuicio del ecosistema a través de los incendios forestales . Al respecto el Parque Nacional Huascarán mediante su oficina de comunicaciones viene alistando una serie de actividades para frenar la quema de pastos naturales durante los meses de Mayo a Junio en nuestras quebradas. Una importante iniciativa a favor de la preservación y el cuidado de los recursos naturales en la Cordillera Blanca.

PLAN REGIONAL

Según el Plan Regional de Educación Ambiental elaborado por la Gerencia de Recursos Naturales de Ancash, los principales problemas en nuestra región, en relación con el recurso Suelo son: La deforestación, erosión de suelos, manejo inadecuado del recurso suelo sin considerar su verdadero potencial y sus limitaciones de uso; riego no tecnificado, exceso en el uso de agua en los cultivos de los valles de la costa (Proyecto  Especial Chinecas). Asimismo, la contaminación por metales pesados y nitratos por exceso en el empleo de abonos y riego con aguas contaminadas, la contaminación por descarga de residuos sólidos, contaminación por malas prácticas del uso de agroquímicos, entre otros.

EDUCACIÓN AMBIENTAL

La clave para enfrentar este avanzado deterioro de nuestro entorno natural es empezar por una adecuada educación ambiental en todos los niveles y modalidades a fin de generar, primero la sensibilización y luego la concientización de las personas para contribuir con reducir la creciente contaminación empezando por casa, entre ellos el reciclaje de los residuos sólidos así como las buenas prácticas para rehusar y reutilizar algunos productos para disminuir el grado de contaminación de nuestros suelos y ríos así como el aire.

COMISIONES AMBIENTALES

Existen importantes iniciativas como los de Ciudad Saludable a través de la formalización de las personas dedicadas a la segregación de la basura así como al reciclaje. De igual modo la Red de Comunicadores para la Educación y Defensa Ambiental (Recoeda) cuenta con siete producciones para sensibilizar a las personas acerca de la contaminación de nuestros principales recursos naturales que pueden ser aprovechados y difundidos.

CAMBIO CLIMÁTICO

Sin embargo, los efectos que traen consigo estos cambios se advierten en el caso de Pastoruri, la escasez del agua proyectada para los próximos años, la irregularidad de la temporada de lluvias, así como la adaptación de la población a estos cambios del clima y la temperatura, la aparición de plagas y enfermedades, son entre otros aspectos las causas de estos hechos. La humanidad atraviesa actualmente por uno de los momentos más críticos con la pandemia, pero también con respecto al agotamiento de los recursos debido a la irracional explotación del hombre, la contaminación ambiental a escala mundial, así como un crecimiento demográfico exponencial que conllevan a plantearse cambios urgentes para salvar a nuestro planeta.

ADAPTACIÓN

Áncash y en especial la Cordillera Blanca es uno de los ecosistemas frágiles al cambio climático, emisión de gases de efecto invernadero a causa de la industrialización de los países desarrollados. Contamos con glaciares tropicales cuyos efectos se evidencian en el retroceso glaciar y la formación de nuevas lagunas.Frente a esta situación surge la posibilidad de buenas prácticas de convivencia con la naturaleza como el Alli Kaway (buen vivir) o también allí kawsay, la nueva relación del hombre con la madre naturaleza o Pachamama, así como la necesidad de fomentar políticas o gobernanza referidos a la planificación del territorio o zonificación ecológica para contar con ciudades sostenibles y sustentables conforme a lo establecido con los objetivos del nuevo milenio.(Imagen cortesía del Parque Nacional Huascarán)

Noticias relacionadas

- Publicidad -

Lo más leído