15.6 C
Huaraz
domingo, 17 octubre 2021

Leonardo Dolores: Hay un marcado retroceso en la producción de libros de cerca de 10 años

El director de la Dirección del Libro y la Lectura dio cuenta sobre la realización del Festival del Libro y la Lectura en Áncash distribuidos en diez mesas temáticas con la participación de los escritores, editores, libreros, bibliotecólogos, así como mediadores del libro y la lectura.

El trabajo de esta dirección está muy vinculada con las Direcciones Desconcentradas de Cultura como la de Áncash a cargo de Marcela Olivas Weston.

 Entre las mesas temáticas se encuentran la situación de la literatura ancashina contemporánea con sus aproximaciones en la narrativa y la poesía, la ciencia ficción, la mediación de la lectura, la presencia femenina en la literatura ancashina, así como el trabajo de los espacios para el libro y la lectura en la región y el rol de los gestores en el incremento de nuevos lectores y lectoras.

Estas mesas tienen el objetivo de reflejar la producción de las distintas regiones en materia del libro y la lectura y consiguientemente el estado de la literatura regional en el contexto de la pandemia y, sobre todo cómo se logra insertar dentro del mercado y público nacional.

A propósito del papel de la mujer en la creación literaria existe un significativo número de escritoras ancashinas cuya producción es importante al contar con el reconocimiento a nivel nacional y regional con una buena producción en la narrativa y la poesía tanto para niños como para adultos; entre ellos destacan Violeta Ardiles Poma y Violeta Camones junto a Nelly Villanueva, por citar algunos de los nombres junto a otras cuya producción resulta interesante dentro de la producción local.

Existen otras temáticas igual de importantes como el medio ambiente, el duelo, así como el terremoto y los desastres en general la cual ha marcado la historia y la producción literaria actual.

Estado actual del libro y la lectura

Libros y escritores ancashinos en vitrina.

En torno a la situación actual en la que se encuentra la lectura y el libro, el director aclaró que durante los últimos años se tiene un incremento en cuanto a la producción de libros en 122 % entre la producción del 2019 al 2020 probablemente llevado por los efectos de la pandemia, asegura el director del libro y la lectura.

Hay un dato interesante además respecto a la presencia del libro físico en relación al texto digital cuyo uso y demande viene creciendo de una manera sostenida pero lenta al ser formatos complementarios.

Asimismo, Leonardo Dolores destacó el hecho de la reapertura de las bibliotecas con aforos limitados al 40 y 50 % pero siempre dispuestos a cubrir la demanda existente entre los lectores, sobre todo jóvenes y adultos.

A ello se añade algunas iniciativas de los gestores culturales, así como de los gobiernos locales mediante algunas buenas prácticas si bien limitadas acerca de la ejecución de las nuevas políticas culturales del libro.

Producción de textos

Escriotes y narradores del modernismo literario ancashino.

En cuanto a la producción de los títulos durante el año 2002 se tuvo una producción de 2 mil títulos anuales lo cual cambió el año 2019 con una producción de 8 mil títulos anuales, un crecimiento bastante amplio alrededor del 300%  con una producción mucho más diversa del libro.

Esta cifra tiene un cambio y muestran un retroceso hacia el 2020 en un 30% a causa de la pandemia; esta cifra vuelve a situar a la producción de los textos similar a las del año 2011. Esto demostraría un retroceso en la producción de la industria editorial de diez años aproximadamente, indica el Director del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura.

Es evidente que a nivel de estructura la mayoría de los libros se siguen produciendo en Lima, no solo por el aparente centralismo de los recursos y la industria editorial cuya sede radica en la capital sino, muchas veces porque los escritores deciden publicar sus textos en reconocidas casas editoriales cuyas sedes se encuentran en Lima.

Hacia el 2017, Lima concentraba el 94 de la producción del libro, para el 2019 y el 2020 esta tendencia va cambiando de una manera paulatina, habiendo disminuido hacia el 88 % de su producción.

Lima sigue siendo un punto potencial de concentración en la producción de los textos de diferente género y temática motivada por una situación estructural es así que el Ministerio de Cultura se encuentra empeñada en la difusión de los festivales, así como generar nuevos espacios para el libro y la lectura de manera descentralizada en las regiones.

Sobre el rol y la responsabilidad de los gobiernos subnacionales como los gobiernos regionales y locales en la promoción del libro y la lectura, así como la generación de un fondo editorial, existen políticas nacionales del libro que buscan el uso de recursos y presupuestos para promover la lectura y la creación literaria en sus jurisdicciones.

Responsabilidad de los gobiernos locales

Tanto escritores como los gestores culturales requieren del apoyo de las autoridades e instituciones ligadas a la literatura.

En esa medida los gobiernos locales se vuelven en grandes aliados en la organización de actividades, así como la adquisición de los libros con una variada temática que fomente la lectura en sus localidades.

El propio ministerio ha adquirido un gran número de libros que son entregados a espacios del libro lo mismo que a las bibliotecas municipales, entre ellas las más de 400 bibliotecas existentes en el Perú cuyas autoridades necesitan gestionar y promover acuerdos y convenios para su promoción.

Noticias relacionadas

- Publicidad -

Lo más leído